Devolver lo que recibí

 

 

FE87E305-DA7A-4F75-8F59-17838F2AA1D1

 

Acabo de vivir el momento cumbre de mi vida profesional.

A través de Diálogo en la Oscuridad Monterrey A.C. y apoyado por un equipo de gente que creyó en esta idea, el 15 de diciembre del 2017 inauguramos una nueva exhibición de Diálogo en la Oscuridad en el Planetario Alfa.

Créalo o no, en esta exhibición yo no percibo un sueldo, tampoco me llevé algún pago, ni siquiera voy a participar durante los 8 meses que estará abierta.

No obstante, es mi gran satisfacción personal porque fui yo, apoyado por un gran equipo, quienes incubamos y dimos origen al regreso de esta exhibición después de 10 años.

En el 2006 yo estaba a punto de graduarme de mi carrera. NO sabía cómo iba a comenzar mi vida profesional siendo ciego. La creencia establecida en ese entonces (y que perdura), además respaldada por las estadísticas, era que encontrar un trabajo, si eres ciego, está muy cabrón.

Fue entonces cuando me llegó la convocatoria para trabajar en Diálogo en la Oscuridad. Yo no entendía qué era y aun así apliqué. Me convertí en guía de exhibición durante 20 meses y ese trabajo significó un cambio radical en mi vida; tanto que desde ese entonces, hace ya 11 años, sigo trabajando en Diálogo en la Oscuridad aunque ahora a nivel internacional.

Ese trabajo me empoderó: me dio un quehacer significativo, me dio la oportunidad de conocer gente, de fabricarme una vida social, de reconstruir toda la situación de mi discapacidad, de ver mi vida desde otra perspectiva, y de ganar dinero.

Este año, en conjunto con mi equipo, fijamos la meta de volver a abrir una exhibición. A nivel personal, decidí trabajar por esa meta debido a dos razones.

La primera razón fue crear empleos para gente con discapacidad visual. La segunda fue escuchar la voz de tanta gente que nos pedía el regreso de la exhibición.

Ambas razones las agrupo en algo que llamo “devolver lo que recibí”. Hace 11 años recibí una oportunidad laboral, y con ella todo lo que mencioné arriba, así como la visita de muchísima gente a nuestros recorridos. Hoy cierro un siclo virtuoso y devuelvo eso que recibí. Devuelvo esa oportunidad laboral a 12 personas con discapacidad visual, y devuelvo las miles de visitas a otros miles de visitantes que espero pasen a la oscuridad en el Planetario Alfa.

HE compartido con alguna gente que me siento como si hubiera trabajado en la cocina de un MCDonalls y ahora, después de varios años,  yo abriera una franquicia. Quizá la comparación es algo burda, sobre todo si tomamos en cuenta que las hamburguesitas estas generan miles de dólares y que Diálogo en la Oscuridad es un proyecto social. Pero bueno, la sensación va por ahí.

Le deseo que o en su vida personal o en su vida profesional, tenga usted la oportunidad de devolver lo que recibe, es una gran sensación.

 

Aw17-A01A-82915503910F

Pepe Macías

Devolver lo que recibí